Expansión: obras en las sedes alemanas

En la sede principal de Breidenbach se está construyendo un nuevo edificio para el departamento de ventas y el técnico; en la sede de Nuevo Brandeburgo se construyen dos naves de producción.

Los libros de pedidos llenos y el desarrollo positivo de los mercados internacionales obligan a Weber Maschinenbau a volver a ampliar sus instalaciones de producción. Para poder seguir proveyendo al mercado internacional con máquinas Made in Germany de primera calidad, en la sede principal de Breidenbach va a construirse un nuevo edificio para el departamento comercial y el técnico; en la sede de Nuevo Brandeburgo ya se están construyendo dos naves de producción.

"Con los nuevos edificios invertimos en el futuro y en la zona que nos acoge", explica Mathias Dülfer, director general de Weber Maschinenbau. Desde 1981, nuestra producción tiene lugar en Breidenbach, Hesse. La sede de Nuevo Brandeburgo, en Mecklemburgo-Pomerania Occidental, se inauguró en 1999. "Para nuestros clientes, el principal argumento es la alta fiabilidad y la calidad Made in Germany de las creaciones de Weber", dice Dülfer. "Para poder competir con empresas que producen en países con sueldos bajos, nuestra mejor carta es la eficiencia".

Para Weber, la expansión significa un nuevo aumento de eficiencia. "Además, nuestro objetivo es reducir los tiempos de tránsito y entrega", dice Mathias Dülfer. Junto a los impulsos coyunturales para las dos regiones y la economía alemana, con estos proyectos Weber busca aumentar su eficiencia ante sus clientes.

Negro