Trabajadores de Weber reciben el premio Rudolf Loh

Cuatro graduados del postrado para técnico con titulación del Estado coronaron su proyecto final con un premio.

Con el título "Desarrollo y fabricación de un banco de pruebas para el análisis y la definición de parámetros de tuercas del husillo a bolas", el trabajo convenció al jurado, que les concedió el primer puesto del premio Rudolf Loh. Dos de los cuatro miembros del equipo trabajan en Weber Maschinenbau, en el centro de Breidenbach: Deborah Freistein como proyectista en el departamento de desarrollo y Markus Haas como desarrollador de software para tecnología de automatización. Como sus compañeros de equipo, los dos recibieron un diploma y 200 euros de premio. En la fase final, para la cual ya se habían calificado en marzo, el equipo con los dos empleados de Weber superó a otros cinco equipos.

Banco de pruebas para el control de calidad de Weber

Los graduados de Weber, con especialidad en tecnología de máquinas (Deborah Freistein) y electrotecnia (Markus Haas), habían realizado cerca de 2400 horas de clase compaginadas con su trabajo a lo largo de cuatro años, dos veces por semana de tardes y sábados por la mañana.En el trabajo final, que desarrollaron en cooperación con Weber, también tuvieron que invertir mucho tiempo libre. El banco de pruebas se puso en funcionamiento en el control de calidad de Weber Breidenbach en julio.

El premio Rudolf Loh es una donación de los dos propietarios Friedhelm y Joachim Loh en memoria de su padre y fundador de la empresa Rudolf Loh, que en 2013 hubiera cumplido cien años.El jurado estaba compuesto por representantes del grupo empresarial Loh en Haiger, Hesse Central.Los criterios seguidos para elegir a los ganadores fueron el grado de dificultad de la tarea planteada, la creatividad de la solución, la utilidad para personas, empresa y región, y el espíritu emprendedor del planteamiento del problema.

Negro