Weber sigue creciendo: en Alemania y en el resto del mundo

Hace menos de tres meses que comenzaron las obras en los centros de Nuevo Brandeburgo y Breidenbach y ya empiezan a tomar forma. Sin embargo, no solo hay buenas noticias de las obras en Alemania. Antes de que finalizara el último trimestre, se ve que 2011 va a ser un año de éxito para todo el grupo Weber. Se espera un aumento del beneficio de dos dígitos, y los libros de pedidos están llenos hasta bien entrado el año 2012.

Apenas tres meses después del inicio de las obras de dos naves de producción en Nuevo Brandeburgo y de un nuevo edificio para el departamento comercial y el técnico en Breidenbach, los terrenos que estuvieron vacíos han cambiado mucho. En la sede principal en Hesse, la obra gruesa ya está casi lista. A principios de 2012, los nuevos pasillos deben llenarse de vida. Los 2200 metros cuadrados deben alojar 24 nuevas oficinas para unos 100 colegas. Los trabajos en Nuevo Brandeburgo están también muy avanzados. Hasta finales de junio del año que viene, van a construirse dos nuevas naves. Se invierte un total de 10 millones de euros en el centro. Además de la construcción de las naves, van a comprarse nuevas máquinas y se pone especial énfasis en una logística más eficiente y en modernizar el procesamiento de datos.

Los nuevos edificios cimientan el éxito creciente de Weber en todo el mundo. Además de los tres centros en Alemania, el grupo empresarial se acerca a sus clientes mediante otras siete filiales propias en Europa y los Estados Unidos. Junto con los más de 50 distribuidores internacionales, apenas existe un mercado en el mundo al cual no suministremos de forma directa. Los clientes agradecen este esfuerzo, además de la calidad del servicio y del producto, con un mayor número de pedidos. Por eso, en el ejercicio 2011 se espera un considerable aumento de beneficio en comparación con el anterior. El creciente aumento de demanda de máquinas de corte de alto rendimiento a nivel internacional también es una de las causas de las ampliaciones de Weber. Este se ha enfrentado creando nuevas filiales –a principios de año en la Federación Rusa– y ampliando la capacidad de las instalaciones de producción y ventas de los centros de Alemania.

La trepidante historia de éxito de la empresa Weber hasta ahora siempre ha obligado a realizar ampliaciones. En 1981, Günther Weber fundó su empresa en Breidenbach, localidad de Hesse Central, con seis trabajadores. En la actualidad, Weber posee diez centros en todo el mundo, da trabajo a 800 personas y se considera líder mundial de cortadoras para la industria procesadora de alimentos.

Negro